NOTICIAS & PROMOCIONES

A leer… pero sin anteojos
Hasta hace poco la presbicia no se había podido intervenir por medio de una cirugía capaz de corregir el problema para el resto de la vida. Hoy, sin embargo, ha llegado un nuevo tratamiento qu permitirá a pacientes que no ven ni de cerca ni de largo, o que vayan a ser operados de catarata, la opción de no usar nunca más los anteojos.

¿De que se trata?

Básicamente, explica el Dr. Carlos Mejía, oftalmólogo especialista en cirugía de catarata y refractiva, “El procedimiento consiste en colocar un nuevo lente artificial multifocal totalmente nuevo, llamado Restor, el cual le permitiría al paciente recobrar una nítida visión a distancias cortas, lejanas e intermedias”.

Para la eficacia de este tratamiento, amplía el especialista, es de suma importancia la exactitud que se le da al lente intraocular y para ello se recurre al IOL Master ( Intra Ocular Lens Master), un novedoso equipo que mide el eje ante posterior del ojo mediante un as de luz, pero sin hacer contacto directo con este, lo que permite un diagnóstico bastante preciso.

El IOL es el equipo más exacto a nivel mundial y actualmente único en Centroamérica, “Estamos alcanzando un gran logro a nivel de la oftalmología y haciendo un realidad el sueño de muchos pacientes, que es el de no depender de sus anteojos para ver de cerca”, aseguró el especialista.

El nuevo lente intraocular, calificado como pseudo-acomodativo, tiene óptica difractiva y refractiva, que no solo ayuda en loa visión nocturna, sino también a la visión lejana, intermedia y cercana. Anteriormente, existía un lente multifocal que producía muchos problemas de encandilamiento nocturno, porque estaba diseñado bajo un diferente sistema óptico.

“Los pacientes a quienes les hemos colocado este lente están viendo alrededor de 20/20 de lejos y J1 (100 por ciento de cerca). Los testimonios de las señoras operadas refieren su asombro al poder enhebrar agujas, leer letras pequeñas y hacer manualidades sin sacrificar la agudeza visual lejana”, señaló el doctor Enrique Suárez cabrera, en un artículo que respecto al tema recientemente publicó el diario venezolano El Mundo.

En Venezuela, varias clínicas están realizando el procedimiento, pero en costa Rica solo Las Clínicas Oftalmejía están autorizadas y acreditadas por la compañía Alcon Internacional, creadora del lente Restor, para incorporarlo en pacientes de más de 40 años que lo requieran.

Básicamente se trata de personas con presbicia (que tengan por obligación que usar anteojos o lentes de Contacto para ver de cerca), en pacientes que sufren de miopía o hipermetropía para lejos y necesiten además, lentes de cerca y en aquellos que van a ser operados de cataratas.

Según Mejía, las cataratas afectan alrededor de un 70 por ciento de las personas mayores de 70 años y el porcentaje aumenta con la edad.

Con Buena Vista

El procedimiento es sumamente sencillo en manos expertas: utiliza anestesia local, dura menos de diez minutos y es totalmente ambulatorio. El Paciente regresa inmediatamente a su casa y su recuperación no requiere más que el uso de antibióticos y anti-inflamatorios en gotas durante las dos semanas posteriores.

Otro beneficio para el paciente es que no requerirá de vendaje, “solamente saldrá con una “concha transparente” que se quita al día siguiente. Lo anterior significa que en dos o tres días la persona puede volver a sus actividades habituales, incluso hasta agacharse”, detalló Mejía.

De momento, y según el especialista, aquellos pacientes que padezcan de astigmatismos superiores a una dioptra (medida del poder del óptico) no son candidatos para este tipo de lente. Tampoco quienes presentan lesiones en la retina central, área que cubre la visión de la lectura, la visión fina y discriminativa.

Las alternativas del pasado para corregir la presbicia, además de los anteojos, eran los lentes de contacto, los cuales podían funcionar como lentes bifocales o monovisión (un ojo adaptado para lejos y otro para cerca).

Hoy, sin embargo, todo parece indicar que el éxito de esta cirugía ambulatoria para pacientes de 40 a 80 años es absoluto, pero en ese éxito sin lugar a dudas jugará un papel muy importante el equipo médico y el interés del paciente por darle un seguimiento continuo a su recuperación.

¡Ojos Atentos!

La Presbicia:

Aparece en personas entre 40 y 45 años.

Definición: es una condición óptica en la cual debido a los cambios producidos por la edad disminuye en forma irreversible la fortaleza de los músculos ciliares, encargados de la fase de acomodación del cristalino, reduciéndose así la capacidad de tener buen visión.

Sus Síntomas:
Separación de la lectura o de la tarea
que se realiza.
Se necesita cada vez más
luz para leer.
Se omiten las letras al hacer un esfuerzo prolongado.

Las Cataratas:

Aparece en pacientes con herencia de cataratas, mayores de 50 años y con mayor frecuencia, en pacientes diabéticos.

Definición: es la opacidad de una estructura transparente que esta dentro del ojo y que hace las funciones de un lente muy potente para enfocar la imagen en la retina.

Sus Síntomas:
1. Visión nublada (como ver detrás de un vidrio sucio). 2. Visión doble. 3.Reflejos con las luce y Encandilamiento algunas veces.